¿Quién tiene el mejor desempeño logístico en América Latina?

“La logística es vital para el comercio internacional, y el comercio es, a su vez, un motor potente de crecimiento económico y reducción de la pobreza”, afirmó Mona Haddad, directora global de Comercio, Inversión y Competitividad del Banco Mundial. Pero Latinoamérica no está aprovechando este rubro al 100%, según destaca un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Aunque la región ha tenido algunos avances en materia de apertura comercial, sigue frenada sobre todo por la infraestructura deficiente, los engorrosos trámites aduaneros y las relativamente elevadas barreras arancelarias y no arancelarias al comercio”, detalla el informe y agrega que “la suma de las exportaciones y las importaciones de bienes y servicios, asciende a tan solo 47% del PIB, aproximadamente 20 puntos porcentuales por debajo de su nivel en otros mercados emergentes alrededor del mundo”, establece el estudio replicado por El Economista.

Y la subregión de Centroamérica no se salva del todo. A pesar de que el istmo tiene una ubicación estratégica y posee, según la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), 43 instalaciones portuarias, 21 aeropuertos internacionales, una red de carreteras de 126,000 km y 17 pasos de frontera, su índice de desempeño logístico no está en niveles óptimos.

El informe del índice de desempeño logístico 2023, elaborado por el Banco Mundial, que mide la capacidad de los países para transportar bienes “a través de las fronteras de manera rápida y confiable”, ubica a la región centroamericana dentro de los puestos medios.

El índice de 2023 analizó 139 países, y detalla que en la última década, los países de altos ingresos que han dominado tradicionalmente las redes de cadenas de suministro internacionales son los que han ocupado las primeras posiciones en el índice como las naciones de Europa, Asia Oriental y el Pacífico, América del Norte y Oriente Medio; todos con una puntuación de 4 o más. Por el contrario, las 10 peores puntuaciones son en su mayoría de naciones de ingresos bajos y medianos bajos, con una puntuación de 2.2 o menos.

Centroamérica

En el caso de Centroamérica, la media ronda entre el 2.5 y el 3.1; siendo el peor evaluado Nicaragua, en la posición 97 de 139 países; y el mejor evaluado Panamá con la posición 57.

Un análisis del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) denominado Infraestructura regional para el desarrollo económico y logístico de Centroamérica, detalla que los grandes retos de la región son la logística de apoyo a segmentos emergentes y crear economía de escala para mantener los costos logísticos bajo control, controlar los costos e incrementar la competitividad.

“Los gobiernos de la región conocen de la importancia de la logística como instrumento de prosperidad para la economía de cada país y han estado mejorando la infraestructura y marco legal para agilizar el comercio y el transporte de bienes y personas”, detalla Javier Ayala, director ejecutivo del Operador Logístico Regional C807.

Ayala señala que la prueba e ello es el Plan Maestro Regional de Movilidad y Logística 2035, coordinado por la SIECA, que pretende impulsar 11 corredores estratégicos para mejorar la conectividad interna y externa de la región y los avances en la integración profunda del Triángulo Norte.

Este plan presentado en octubre de 2019, detalla que el déficit logístico en la región centroamericana eleva el costo logístico para movilizar cargas y se convierte en uno de los más elevados del mundo, “hasta tres o cuatro veces más alto”, comparado con Estados Unidos o la Unión Europea.

Este sobrecosto se añade a la estructura de costos de las mercancías hechas en Centroamérica, puestas al consumidor final, los cuales pueden representar hasta un 40% en su estructura de costos, lo que impacta en la competitividad, productividad y el acceso de mercados”, recalca.

Para mejorar la situación logística de Centroamérica de cara a 2035, el SIECA propone un plan de inversiones claves en materia de infraestructura fronteriza, vial, portuaria, aeroportuaria y ferroviaria.

Además, de mejorar normativas, regulación, equipamiento, automatización, desarrollo de servicios de alto valor agregado. Crear mecanismos de participación del sector empresarial, académico y ciudadano; identificar mecanismos novedosos de financiamiento sostenible y fortalecer la institucionalidad regional.

Mientras ese plan avanza desde el lado estatal, también lo hace desde el lado empresarial, porque la demanda no se puede detener. Ayala recalca que ese crecimiento se debe principalmente al aumento acelerado del comercio electrónico, que demanda servicios especializados que brinden entrega rápida y seguimiento en tiempo real.

Además, la globalización “está significando una expansión del comercio en todo el mundo, y los negocios de la región están comprando de orígenes más diversos, y desarrollando cadenas de suministro más diversas, enfatizando lo regional.

México ha sido el gran ganador en esto, pero siempre hay un protagonismo muy grande de Asia, lo que está generando incrementos de precios en la rutas marítimas y aéreas de Asia hacia América”.

Relacionada: ¿Cómo impactó el CAFTA entre Centroamérica y EEUU firmado hace 20 años?