Puerto de Shanghai trata de evitar mayores interrupciones y eliminará restricciones en Enero

El puerto de Shanghai eliminará las restricciones portuarias relacionados con la pandemia a principios de enero de 2023 cuando el país reabra sus fronteras después de poner fin a su estrategia “cero-COVID”.

La Comisión Nacional de Salud anunció que el gobierno dejará de tratar el COVID-19 como una enfermedad infecciosa de “Clase A” el 8 de enero y levantará las restricciones a los viajes internacionales en otro paso importante de reapertura, informaron a fines de diciembre desde Caixin Global.

En particular, las autoridades eliminarán la gestión de circuito cerrado de los puertos, y los trabajadores de primera línea en los puertos, incluidos los prácticos, el personal de servicio de embarcaciones extranjeras y los estibadores, ya no se mantendrán aislados mientras trabajan en sus turnos, según el informe, citando al personal del Puerto de Shanghai.

La noticia del levantamiento de las restricciones se produce pocos días después de que se informara que el puerto de contenedores más grande del mundo, estaba aislando el envío de productos internacionales para evitar interrupciones en las exportaciones mundiales a medida que una ola de COVID se extiende por China. 

Según reporta Bloomberg, la mayoría del personal infectado tiene síntomas leves y existen equipos de respaldo y planes de emergencia. Si bien hay retrasos en las reparaciones de barcos en el puerto de Zhoushan y las actividades de carga en Shanghai se han ralentizado debido a la falta de personal, la mayoría de los puertos chinos continúan operando, según los trabajadores de la industria y donde un representante del puerto de Shanghai dijo que la instalación estaba funcionando con normalidad.

No todo son buenas noticias…

Sin embargo, a los actores de la industria de la logística les preocupa que la flexibilización de la política de COVID pueda empeorar la situación de salud, ya que el virus se abre paso prácticamente sin control entre los 25 millones de habitantes de Shanghai.

El aumento de casos ha comenzado a afectar las cadenas de suministro que dependen de China, y eso puede escalar en la proximidad del Año Nuevo chino el próximo mes, según el especialista en logística Dimerco Express.

Hasta ahora, los puertos no están luchando tanto como a principios de este año, cuando los bloqueos para contener el virus trajeron el caos a las cadenas de suministro ya estresadas. Las fábricas cerraron y los camiones se detuvieron, lo que se sumó a las acumulaciones de contenedores en los muelles y contribuyó a meses de retraso.

Una gran diferencia es que los puertos ahora están operando en un entorno económico drásticamente cambiado, ya que la demanda global se ha debilitado significativamente, lo que ha ayudado a desenredar la congestión en el comercio. Al mismo tiempo, el alejamiento de China de Cero Covid se produce cuando los embarcadores ingresan a un período lento estacional antes de las vacaciones.

Eso está aliviando la presión sobre los exportadores y los puertos, reduciendo el trabajo y permitiéndoles más libertad de acción para lidiar con el personal infectado. Un fabricante de bicicletas de Shanghái decidió a fines del mes pasado no enviar más productos hasta el nuevo año debido a la débil demanda. Entonces, cuando China decidió reabrir, no se vio afectada por la disminución de la productividad, según un exportador.

Sin embargo, algunas fábricas han aumentado la producción desde mediados de diciembre a la espera de más cargamentos de exportación para el Año Nuevo chino, dijo Dimerco.

Relacionadas: Lucha sin cuartel: China siente los efectos estrepitosos de los nuevos brotes en su cadena de suministro