¿Por qué mi empresa de transportes no crece?

Volvo Trucks encabezando las ventas en camiones de 16 toneladas o más, con una cuota de mercado del 15,7%.

El profesor  Julián Zapata Cortes de Ceipa Business School señala que los procesos de distribución de mercancía en ciudades han tomado gran interés en el estudio de la cadena de suministros, “ya que las conglomeraciones urbanas son cada vez más grandes y enfrentan problemas de tráfico y contaminación física y química. Es decir toda empresa que traslada productos de una ciudad a otra o dentro de un mismo sector urbano tiene como preocupación principal la distribución de productos”. En líneas generales toda empresa de transporte procura que aquello sea fluido, teniendo en cuenta que es el corazón del negocio.

Sin embargo, desde CamiónGO señalan que no es lo único que se debe considerar  y simplemente porque antes que todo  y como su palabra lo dice, estamos hablando de una empresa de transportes… una empresa. Por ende deben tenerse en cuenta otros aspectos que a veces no tiene relación con la logística propiamente tal. Por ejemplo, hablamos de temas administrativos, contables e incluso de recursos humanos. En ClickBalance indican que si tu empresa de transportes no está creciendo de la forma en que esperabas, puede que estés abordando de manera incorrecta alguno de los aspectos más relevantes en esta materia. ¿Pero cuáles son?

En primer lugar destacan la mala elección y estado del equipamiento de trabajo. Una elección negativa de los vehículos que utiliza tu empresa, y sobre todo el método de pago de éstos, puede estar entorpeciendo enormemente su crecimiento. En ese sentido, señalan que es vital ser cuidadoso al elegir los vehículos que utilizarás y la modalidad en que los adquieres, equilibrando tus finanzas con tus expectativas de servicio. Además, procura evitar gastar en grandes reparaciones de emergencia invirtiendo en una manutención constante de tus flotas.

Otro punto destacado es la Planificación sin proyección. Es decir no contar con una planificación estratégica que incorpore las metas y lineamientos principales que debe seguir tu empresa puede estar afectando la productividad. En ese sentido es indispensable fijar planificaciones tácticas y operacionales.

Los temas financieros en las empresas de transportes y en cualquier organización son fundamentales. Al tener problemas de flujo de caja el negocio corre serios riesgos. Es decir si tus clientes cancelan los servicios que prestan a 30 o 60 días, tienes que ser extremadamente cuidados o cuidadosa para medir los gastos como por ejemplo el pago de combustibles y salarios, entre otros.

Finalmente y aunque resulte curioso muchas empresas de transportes tienen una serie de fallas en su logística en general. Es decir, si no tienes control de combustibles, gestión de ruta o ni siquiera sabes cuál es la cantidad de tiempo de tus vehículos sin carga, el tema se complica aún más. Lo cierto es que aquello puede mejorar contratando servicios de gestión de flotas. Cotiza e infórmate y muchos aspectos de esta área mejorarán, señalan desde CamiónGO