Warning: Se registran 24 ataques en sólo dos meses en el Mar Rojo

El secretario general de la Organización Marítima Internacional (OMI), Arsenio Domínguez, ha enviado una comunicación a los estados miembros ofreciendo información sobre la situación en el Mar Rojo.

En esta, se constata que entre el 19 de noviembre 2023 y el 25 de enero de este año, la secretaría general de la OMI ha registrado 24 incidentes, incluidos actos de piratería, contra los buques de transporte marítimo internacional en tránsito por el Mar Rojo y el Golfo de Adén. Tal como publica Naucher, y según la tipología de barcos, los ataques afectaron a un petrolero, 1 carguero roro, dos petroleros, cuatro buques cisterna para productos químicos, cinco graneleros y 11 portacontenedores.

Los pabellones de estos barcos eran: Bahamas (2), Islas Caimán (1), Gabón (1), Hong Kong (1), Liberia (5), Malta (2), Islas Marshall (4), Noruega (2), Panamá (3), Singapur (2) y Estados Unidos (1). De momento, se han producido dos incidentes en noviembre, 16 en diciembre y 6 hasta el 25 de enero.

Después de que el pasado 16 de enero, el secretario general de la OMI reiterara la importancia de proteger a la gente de mar y de preservar la libertad de navegación, como se menciona en la Resolución S/RES/2722(2024) del Consejo de Seguridad, Domínguez subrayó la necesidad de desescalada.

Revisión de las directrices contra la piratería

El 18 de enero, Domínguez se reunió con representantes del sector. Los participantes destacaron la importancia fundamental de la seguridad de la gente de mar y de la libertad de navegación.

En la reunión, también se destacó la cuestión de la disponibilidad de combustible para los buques que utilizan la ruta del Cabo de Buena Esperanza y la necesidad de trabajar en una revisión de las directrices relativas a la lucha contra la piratería. Está previsto que el secretario general se reúna el próximo 2 de febrero con los representantes de los Estados implicados en la ‘Operación Prosperity Guardian’.

Relacionada: Puerto de Valencia recupera flujos por crisis en el Mar Rojo