Nuevo método de conteo sugiere que atasco de portacontenedores en EE.UU. es más largo que nunca

La cantidad de buques portacontenedores que se dirigen al complejo portuario de la bahía de San Pedro, el más concurrido de los Estados Unidos (EE.UU.), ha aumentado a cerca de 100 bajo un nuevo método de conteo, lo que subraya la magnitud del atasco que restringe la economía que la administración de Biden está tratando de ayudar a aliviar.

Unos 96 portacontenedores, versus los 86 del 16 de noviembre, se cuentan a la espera de poder atracar en los puertos de Los Ángeles y Long Beach; sin embargo, el número parece descender cuando entró en vigencia un nuevo sistema de colas y decenas de barcos que llegaron se quedaron fuera del área oficial para ser contados, según un análisis de Marine Exchange Southern California. La medida revisada publicada el viernes por la noche incluye a los buques que se dirigen hacia el este más lejos en el Pacífico informa Bloomberg.

Justo cuando parecía que el cuello de botella se estaba reduciendo (el recuento oficial anterior era de 41 barcos en la cola hasta el jueves), las últimas cifras confirman que el símbolo más visible de las abrumadas cadenas de suministro de EE.UU. probablemente aún faltan meses para que se elimine. La espera promedio para los barcos fue de 20,8 días a partir del viernes, casi una semana más que hace un mes, según Wabtec Port Optimizer de Los Ángeles.

Buques portacontenedores dentro y fuera del rango de 40 millas en LA-LB al 03 de Diciembre 2021 // Fuente: Marine Exchange of Southern California, Diciembre 2021

La forma revisada de contar los barcos con destino a Los Angeles o Long Beach los divide en un par de categorías: 40 barcos que están anclados en lugares designados más los que «merodean» dentro de las 40 millas de los puertos, y otros 56 fuera de ese perímetro, muchos de los cuales han disminuido su velocidad en el viaje desde Asia que generalmente toma al menos dos semanas. Así que la línea se ha alargado tanto en número de barcos como en distancia.

Hay poco alivio a la vista. Los importadores estadounidenses suelen reservar los pedidos de enero con mucha antelación para reabastecer los inventarios antes de que las fábricas y los puertos chinos reduzcan la actividad durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar, que el próximo año comienza a principios de febrero.

La Casa Blanca ha centrado su atención en trabajar con la industria de la logística para mover los contenedores vacíos y llenos que se han acumulado cerca de las terminales portuarias, fomentando más horas para los camioneros y estibadores y respaldando incentivos para la recolección oportuna de mercancías que permanecen durante días o semanas.

Ese esfuerzo por reducir los llamados tiempos de permanencia de los contenedores en el sur de California ha tenido resultados mixtos, con la cantidad de contenedores que esperan de cero a ocho días cayendo a 33,520 a partir del 2 de diciembre, desde 39,671 una semana antes, según las cifras del puerto de Los Ángeles. Aún así, el número de espera nueve días o más aumentó a 21.278, desde 18.170 una semana antes.

Relacionadas: Puerto de Ningbo amenazado por nueva cuarentena de dos semanas