Fuerte caída en pedidos no afecta a Corea del Sur como principal constructor naval del mundo

Nuevamente Corea del Sur se posiciona como el principal constructor naval del mundo según la cantidad de pedidos recibidos en febrero, pese a la pronunciada caída de éstos a nivel global.

El total de pedidos de barcos del mundo durante los períodos de enero a febrero de los últimos tres años llegó a 4.89 millones de CGT: 1.77 millones de CGT en el mismo período de 2020 este año, 4.89 millones de CGT en el mismo período de 2019 y 7.77 millones de CGT en el mismo período de 2018, informó Business Korea.

Para febrero de este año, el total de pedidos a nivel mundial se hundió un 76% interanual.

Relacionadas: Nuevas construcciones de barcos se desploman en un 64%

Esto revierte la situación en enero, cuando sus contrapartes chinas empujaron a los constructores navales de Corea del Sur al segundo lugar, quienes obtuvieron muchos pedidos de clientes chinos.

Los pedidos mundiales de buques en febrero ascendieron a 300.000 Compensated Gross Tonnage (CGT) (18 unidades), y Corea tomó 200.000 CGT (ocho unidades), dijo Clarkson. Es decir, una participación del 67%.

Filipinas ocupó el segundo lugar con 60.000 CGT (cuatro unidades) y Japón tercero con 30.000 CGT (una unidad). China ganó un pedido de un portacontenedores de 680 TEU, que era de 8.000 CGT.

El informe no incluyó tres buques cisterna que Samsung Heavy Industries ganó el 28 de febrero.

Los transportistas de GNL (más de 140.000 metros cúbicos), que Corea destaca en la fabricación, no se han ordenado hasta febrero de este año. Si Qatar y Mozambique hacen pedidos de GNL a gran escala, se espera que los pedidos a Corea sigan aumentando.

A fines de febrero, la cartera de pedidos de China llegó primero con 26.16 millones de CGT. Corea ocupó el segundo lugar con 21.28 millones de CGT y Japón ocupó el tercer lugar con 10.91 millones de CGT.

Las entregas mundiales de buques el mes pasado fueron de 1.71 millones de CGT, un 66% menos que las 3.49 millones de CGT.

Las entregas de barcos de los constructores chinos se contrajeron en un 96% respecto al mes anterior, la mayor disminución entre las naciones. Corea se hundió el 54% y Japón el 39%, respectivamente.

Relacionadas: Corea del Sur ayudará a su industria marítima por crisis del coronavirus

Clarkson predijo que los astilleros chinos probablemente pospondrían las entregas a principios de 2020 debido a la falta de mano de obra y equipo.

Los precios de los buques por tipos no se modificaron y eran:

  • US$186 millones para un transportista de GNL (174.000 metros cúbicos)
  • US$144 millones para un gran barco de contenedores (22.000 TEU) y
  • US$92 millones para un mega buque.