EEUU y Reino Unido bombardean objetivos hutíes en Yemen

Al menos 16 personas murieron y otras 35 resultaron heridas en las últimas horas como consecuencia de una nueva campaña de bombardeos conjunta de Estados Unidos y el Reino Unido contra posiciones de los rebeldes hutíes en el Yemen, informó la televisión Al Masira, portavoz del movimiento insurgente.

Según la cadena, los intensos bombardeos occidentales que tuvieron lugar en varias zonas del Yemen dejaron esta cifra de víctimas sólo en la ciudad portuaria de Al Hodeida y el puerto de Al Salif, a orillas del mar Rojo, puntos desde los que los hutíes suelen lanzar sus ataques contra la navegación comercial. En total, de acuerdo con Al Masira, las fuerzas estadounidenses y británicas efectuaron 13 ataques aéreos contra zonas del Yemen controladas por los hutíes: seis contra Al Hodeida; cuatro contra la capital, Saná; dos contra las afueras de Saná; y uno contra Taiz, la tercera ciudad del país y ubicada en el suroeste.

Por su parte, el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) dijo en un comunicado que, Washington y Londres «llevaron a cabo ataques contra 13 objetivos hutíes en áreas del Yemen controladas por terroristas hutíes respaldados por Irán«.

Cooperativa publica que, tal como suele ser habitual en los comunicados del Ejército norteamericano, se indicó que estos bombardeos se realizaron «en defensa propia», ya que los drones destruidos con estos ataques «presentaban una amenaza para las fuerzas estadounidenses y de la coalición y los buques mercantes en la región».

«Estas acciones son necesarias para proteger nuestras fuerzas, garantizar la libertad de navegación y hacer que las aguas internacionales sean más seguras para los buques estadounidenses, de la coalición y mercantes», sentenció el CENTCOM.

Estados Unidos y el Reino Unido iniciaron a mediados de enero una campaña de bombardeos contra posiciones de los hutíes en el Yemen en respuesta a los ataques de los insurgentes contra buques comerciales en el mar Rojo, donde apuntan contra todo navío que consideran vinculado a Israel o que se dirige a puerto israelí.

Estos bombardeos han dejado decenas de muertos en las filas hutíes y también han motivado una intensificación de las acciones de los insurgentes contra la navegación comercial, así como contra los buques de guerra occidentales estacionados en las aguas del mar Rojo.

El líder de los rebeldes, Abdelmalek al Huti, aseguró en un discurso que el movimiento respaldado por Irán ha atacado un total de 129 barcos en los mares Rojo, Arábigo, Mediterráneo y en el océano Índico desde que iniciaron sus operaciones en noviembre en apoyo a los palestinos de la Franja de Gaza.

Sólo en la última semana, los hutíes han realizado 12 operaciones en esas aguas y han empleado un total de 27 misiles balísticos, de crucero y drones, de acuerdo con su líder

Relacionada: Mar Rojo: China en alerta ante permanentes ataques a buques mercantes