Debilidad del comercio global impactó la demanda mundial de carga aérea

La debilidad en el comercio mundial sigue lastrando la evolución del segmento de carga aérea a escala global. En este sentido, IATA estima que la demanda de este tipo de transporte se ha contraído un 3,4% anual durante el mes de junio, recorte que llega a un 3,7% para operaciones internacionales.

En la primera mitad del año, la demanda de carga aérea acumula un descenso de un 8,1% y de un 8,7% para servicios internacionales. Al tiempo, la capacidad ha crecido un 14,5% anual durante el sexto mes de este ejercicio y se coloca un 9,7% por encima de los niveles que había en junio de 2019, con lo que acumula una subida de un 9,9% para el primer semestre del ejercicio.

IATA espera que la reducción en las tasas de crecimiento de la inflación permita que mejore el contexto económico para el sector, mientras que los principales indicadores globales de producción industrial y de exportaciones reflejan un descenso en el comercio mundial que tiene efectos graves en la carga aérea.

Por zona geográfica

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha caído la demanda de carga aérea internacional un 3,6% anual en junio, con la capacidad internacional ascendiendo un 24,4% anual.

En Europa, la demanda ha perdido un 2,8% en comparación con junio de 2022, mientras que, a su vez, la capacidad se ha incrementado un 4,4% anual. En el Viejo Continente se observa una mejoría del panorama que se debe especialmente a la pujanza de las conexiones con Norteamérica.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha caído un 6,5% con relación a hace un año, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona ha crecido un 0,7%. A su vez, en Iberoamérica, la demanda se ha incrementado un 7,3% anual, mientras que la capacidad aumenta un 15,4%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han crecido un 0,5% anual, con la capacidad elevándose un 11,1% con respecto a junio de 2022. En África, la demanda ha retrocedido un 2,8% en el período, mientras que la capacidad también cae un 3,7% anual.

Relacionada: Desarrollan primer corredor digital para carga aérea