Empresa brasileña fue autorizada para producir biocombustible para aviones a partir de maíz

La empresa brasileña FS Fueling Sustanibility se convirtió en la primera compañía en recibir autorización para producir combustible de aviación sostenible (SAF, siglas en inglés) a partir del maíz, informó el portal UOL.

Según Agencia Xinhua, la empresa brasileña obtuvo la certificación ISCC Corsia para su nuevo biocombustible. La certificación se consideró pionera porque el uso del maíz de segunda cosecha como materia prima podría eliminar las emisiones relacionadas con el impacto indirecto del uso de la tierra, ya que se cultiva en la misma zona que la soja, en el mismo ciclo agrícola. Mediante este método de segundo cultivo, la materia prima utilizada para el biocombustible no desplaza la producción de alimentos, reduciendo la deforestación o las emisiones derivadas de la conversión de tierras para la agricultura.

Con una producción de algo más de 2.000 millones de litros al año, FS Fueling Sustainability es el tercer mayor productor de etanol de Brasil. El líder del sector, Raízen, utiliza caña de azúcar como materia prima, pero su certificación no incluye la relación con el uso de la tierra. En Brasil, la caña de azúcar se utiliza habitualmente para producir etanol, que luego se convierte en combustible de aviación sostenible.

«Con esto, pudimos obtener una puntuación de carbono más favorable que otros grupos. Somos la primera empresa de etanol del mundo con este tipo de atributo», declaró Rafael Abud, director general de FS, que también espera beneficiarse de esta certificación en el mercado.

Relacionada: Biocombustibles, un faro para la descarbonización marítima